Con tus ojos

El último bastión es tu mirada. Hay una inclinación a lo oscuro en ella, pero así y todo la adivino tras el eco de lo ausente. No protege lo que queda, y de alguna forma lo condena, pero así y todo es lo último que queda, lo poco que sostiene.

Y así, cuando camino te olvido un poco, pero más siento que me abandonás. El poder de la ausencia crea un vacío extraño; algo se va llenando de la nada y se deja atravesar por las lanzas que el sonido empuja por la ventana.

De cero parto entonces, inmiscuyéndome en el rayo que golpea desde lo alto sobre el silencio. Y mi golpe es tu silencio.

No es fácil. Pero cuando siento brechas en el ritmo puedo delinear tus ojos en el aire. Y como la absurda caricia del manto que deja caer la brisa en tu rostro; así te escucho, con tus ojos…

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s