Novela

El señor de la lluvia

Novela corta escrita junto a la genial escritora y amiga Teresa P. Mira de Echeverría y publicada para su descarga gratuita en la página española Ficción Científica (y gracias a su director José Antonio Cordobés Montes) que tanto apoyo nos ha dado.

Puede descargarse en varios formatos (y gratis!) desde ACÁ

el_senor_de_la_lluvia

Sinopsis

La tormenta se avecina, y con ella la oscuridad y las sombras que la habitan. Yuri avanza, adentrándose a cada paso en la garganta de la noche. Su única guía es la voz de aquella por quien vive condenado: ella, amante y devoradora, su rusalka de las aguas etéreas. Allá, tras el maizal, esperan por ellos para comenzar el cónclave. Figuras ruines, temibles y mortalmente seductoras llevarán a cabo el último plan para salvar el mundo. Afuera, El señor de la lluvia empuña el filo de la noche con sus huestes. Adentro, el juego de poderes y rivalidades se decanta en un intento salvaje por sobrevivir, sin importar nada. ¿Quién está a salvo cuando aquello que nos salva es lo mismo que nos mata?

 

Algunas palabras más

Esta novelette (que pretendía ser un cuento pero fue creciendo casi por su propia cuenta) nació como un ejercicio-desafío que propusimos en el taller Los Clanes de la Luna Dickeana, del cual participamos Tere y yo.

El tercer integrante de nuestro equipo, Carlos Daniel Vazquez (AKA axxonita: escritor, ilustrador y actual director de la prestigiosa publicación decana de las revistas electrónicas en castellano, AXXÓN) fue quien propuso la idea inicial: describir un párrafo fundacional en el que no jugara un rol preponderante el sentido de la vista, sino que sacara a relucir otras maneras de describir un sitio-acción.

A partir de ahí hubo un feedback constante entre nosotros dos (Facundo y Teresa). Fuimos interpretando y reinterpretando las cosas que cada uno escribía, dándole más y más forma, hasta que surgió esta historia.

De mi parte sólo puedo agregar que me siento sumamente orgulloso del resultado. Escribir junto a Tere, quien es una excelente escritora y además es mi amiga, fue una experiencia increible. Recuerdo vívidamente leer lo que ella me mandaba y tener la sensación de “bueno, esto es genial tengo que tratar de no arruinarlo”. Una sensación que me llevaba a exigirme una escritura acorde a lo que la historia misma exigía. Algo que sin embargo se daba de manera natural, y de lo que estoy también agradecido que se haya dado de tal manera. Estoy seguro que una historia como ésta jamás habría podido escribirla solo, pero por sobre todo, estoy completamente seguro que jamás podría haberla escrito sin Tere. Así que para ella, mi agradecimiento eterno por haber compartido este viaje conmigo.

Anuncios